Celebrar a las Áreas Protegidas, Conservadas y su gente, consolida alianzas “restauradoras”

En la Celebración de las Áreas Protegidas, Conservadas y su gente ponemos la restauración en el centro de nuestros diálogos de interacción e integración. Las experiencias y aprendizajes de Latinoamérica y el Caribe resaltan el valor de la región en biodiversidad y sociodiversidad. Es por eso, que esta vez presentamos algunas historias y explicamos hacia dónde vamos este año.



*Escrito por: Carla Nowak y Ana Julia Gómez Las áreas protegidas deben promover mayor equidad, con mejor distribución de los beneficios de la naturaleza conservada para los pueblos indígenas, comunidades tradicionales y locales, así como para las personas que necesitan de la naturaleza en las ciudades, y fundamentalmente como sostén de la salud humana, incluyendo los desafíos colectivos ante el cambio climático. En 2022 seguiremos consolidando alianzas efectivas para restaurar el vínculo entre los medios de vida de las personas en las áreas para el bienestar, y las prioridades globales porque sentimos que ¡ese es un gran soporte! La comunicación, la vinculación y el encuentro, son los ejes que responden al espíritu construido en el III CAPLAC –Lima, 2019 – y en nuestra iniciativa. Así cada 17 de octubre, con el aval de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN, se produce un momento de “integración por las áreas protegidas, conservadas y su gente”. Este año convocamos a las personas y sus comunidades, a las organizaciones, a las empresas, y a los gobiernos para pensar y conceptualizar aquellas categorías, con las cuales facilitamos las celebraciones. Así, la restauración de paisaje y ecosistemas serán uno de los ejes de nuestros encuentros. Numerosas poblaciones dependen para su subsistencia de ecosistemas actualmente dañados. La restauración de los ecosistemas es clave para alcanzar resultados positivos, en materia de conservación de la biodiversidad, mitigación y adaptación al cambio climático, y lucha contra la desertificación. Los bienes y servicios suministrados como resultado de la restauración de los ecosistemas pueden crear medios de vida, contribuir a erradicar la pobreza, e incrementar la seguridad alimentaria, beneficiando a los grupos más vulnerables. Mediante la Celebración nos sumamos al reto de regenerar los sistemas biológicos y sociales de nuestro planeta, impulsamos la posibilidad de bienestar, abundancia y justicia para todas las formas de vida -como propone Costa Rica regenerativa-. Compartir vivencias, generar comunidad y sumar iniciativas en toda Latinoamérica y el Caribe es el inicio de una acción colectiva transformadora. La voz de sus protagonistas indica que el camino de la restauración de los ecosistemas puede y debe ser un componente esencial de las acciones de conservación y desarrollo sostenible a nivel global. Y señalan que el valor específico de la restauración de ecosistemas reside en su capacidad intrínseca no sólo de subsanar los daños ecológicos, sino también de mejorar la vida de las poblaciones. Historias para celebrar En Argentina, hace más de dos décadas que un grupo de líderes ambientales conservan en 40 hectáreas de Selva Paranaense más de 120 especies nativas entre árboles y arbustos, 50 especies de enredaderas y 80 especies de herbáceas. Allí en la reserva y Jardín botánico Yasi – Terá, ubicado en localidad del Soberbio, en la provincia de Misiones (Argentina) estos “grandes” de la conservación preservan un pequeño espacio de biodiversidad enfrentando desafíos ambientales como la sequía, las abundantes lluvias y el incremento del turismo por pulsos, buscando soluciones y compartiendo experiencias con la red de personas que integran las áreas protegidas de Latinoamérica y el Caribe. Adriana Fiorentini, una de sus protagonistas nos cuenta: “Todo esto nos hace estar activos y pensar en conservación, pero no solo de manera intangible como un espacio cerrado y preservado -como queriendo salvar al mundo-, sino incluyendo la perspectiva de la gente que está en estos lugares, que necesitan cultivar y vivir de la naturaleza. A nosotros nos parece importante generar trabajo en el lugar y demostrar que se puede cuidar la selva y además utilizarla, conviviendo con ella”. En la misma línea, en la Celebración del 2021, se difundió la experiencia de Edgar Martinez Fernández de la Ciudad de México, quien compartió la producción del documental “Mármoles en la Montaña”, en donde se relata sobre la biodiversidad de esta zona con bosques templados cercana al Pueblo de Hidalgo y en donde se refleja la relación de los habitantes con este ambiente de gran relevancia para la vida de las personas. Por su lado, Victoria Copini trabaja en la asistencia de coordinación general de la Red de Reservas Naturales Privadas de Argentina, y como embajadores de la celebración 2021, recopiló actividades de restauración que hicieron reservas integrantes de la red. Menciona: “al día del árbol, las reservas de Vaquerías y Cerro Blanco (Córdoba), Potrero de San Lorenzo (Entre Ríos) y Rubichana (Misiones) lo tomaron como una oportunidad para involucrar a la comunidad local en la restauración de los ecosistemas”. También rescata la experiencia de restauración de la Reserva Pampa Azul en Entre Ríos que efectuó un monitoreo de Flora Nativa y los Ñanduces (Buenos Aires) donde se realizaron actividades de restauración y puesta en valor de los pastizales naturales. Otra experiencia compartida, es la de Parques Nacionales Naturales de Colombia, quienes trabajaron en la restauración ecológica de áreas naturales, fortaleciendo las capacidades de 47 viveros, aumentando la producción a 15 millones de plántulas al año y restaurando 15 mil hectáreas mediante la plantación de 2 millones de árboles. Ser parte de la Celebración 2022 Para este año, el equipo gestor de "la Celebración" a través de un arduo trabajo, coordinado por Ana Julia Gómez, junto a Pâmella Nogueira, Jaddira Flores, Lizbet Granados, Aaron Hoyos, Carla Nowak, Marcelo Cora, Josefina Heinrich, robustecido con el aporte estratégico de AMPA Perú, apuesta a dinamizar a las personas en sus comunidades, en plena articulación con empresas, organizaciones y gobiernos, para valorar a las áreas para el bienestar, por ejemplo: restaurando o regenerando sus territorios de vida. Nos encontramos en la etapa de consolidar alianzas y apoyos. El volumen de trabajo y el despliegue de la estrategia de actividades articuladas a escala regional, requiere de un equipo con dedicación plena y responsable. También soportes y recursos; junto con incentivos a las personas embajadoras y celebradoras que ¡hacen cosas increíbles por sus territorios y por la vida! Si te interesa apoyarnos o ser parte de los espacios y auspicios de nuestras actividades previas o de nuestra agenda del evento de integración central del lunes 17 de octubre del 2022 ¡Este es el momento! Contamos con propuestas transparentes y adaptativas que pueden consultar, escribiendo a info@celebracionareasprotegidas.org Más información en https://www.celebracionareasprotegidas.org/aliado

7 visualizaciones0 comentarios